El sorprendente cambio del niño que conmovió al mundo a quien le llamaban tortuga | Top Curioso

En la medicina existe un sin fin de deformidades unas más notables que otras, pero las que destacan más son las que crecen de manera significativa. Como lo es el Nevus Melanocítico gigante que es un lunar que se presenta en recién nacidos y empieza a crecer desmesuradamente.

Un caso muy sonado es el de Didier Montalvo un niño de nacionalidad colombiana que nació con esta lesión benigna, el cual se le empezó a desarrollar en la espalda y empezó a crecer de forma desproporcionada llegando al extremo de asemejar el caparazón de una tortuga.

Didier tuvo que vivir parte de su infancia con esta lesión congénita, durante el desarrollo de la misma se hizo eco del padecimiento de este pequeño para solicitar ayuda ya que su familia es de escasos recursos. La noticia corrió como el viento y el mundo se conmocionó al conocer su historia como se puede ver.

Mientras el tiempo pasaba Didier tuvo que adaptarse al lunar benigno en forma de caparazón que se le había desarrollado, tuvo que perderse las actividades normales de un niño de su edad como ir a la escuela, tener amigos y si fuera poco el ser marginado por la sociedad local ya que la gente ignorante lo veía como algo contagioso.

Muchos especialistas en el ramo empezaron a mostrar interés por el caso y fue un cirujano de nacionalidad inglesa que ofreció hacerse cargo de toda la operación sin costo alguno. De inmediato fue trasladado a Londres donde el certificado cirujano lo empezó a tratar como se puede ver.

Durante los tratamientos Didier comentaba que odiaba que le llamaran Niño Tortuga, sin embargo el equipo médico que lo operó le inyectó ánimos que todo iba a salir bien. “Cabe mencionar que la clínica del cirujano ya habían tratado este tipo de padecimientos.

Pasaron tres años y finalmente se logró la eliminación total del lunar. El equipo médico y el cirujano celebraron fervientemente la conclusión de la operación. Fue una celebración global ya que este caso era muy conocido y se le daba seguimiento en las redes y televisión.

A día de hoy Didier se encuentra en Londres interactuando con pacientes que tienen alguna lesión benigna en la clínica donde fue intervenido. El pequeño le da ánimos a los internados que todo va a salir bien y eventualmente participa en programas de TV y conferencias, relatando su historia de un niño que luchó contra la adversidad como se puede ver.